¿QUIÉNES SOMOS? ¿QUÉ HACEMOS ?


Mi nombre es Ralph Eichenberger. He vivido y trabajado durante 14 años en el estado mexicano de Oaxaca. Originalmente estudié química analítica ambiental en el Politécnico Zürich (ETH), y continué finales de los noventa con el estudio de capacitación profesional para experto en medio ambiente y ecología en ‘sanu-future learning’ en Biel, Suiza.

 

En Oaxaca he estado trabajando durante 12 años como experto ambiental independiente con Sistemas de Información Geográfica (SIG), especialmente con imágenes aéreas y de satélite, en diferentes proyectos. Estos proyectos siempre se llevaron a cabo en estrecha cooperación y participación de las comunidades e incluyen la planificación social y ambiental, la biodiversidad, la gestión forestal y la hidrología.

 

Además de mi experiencia en SIG estoy en la creación de un laboratorio móvil para el análisis del agua y en la implementación de un cultivo de hongos en ambiente controlado en el marco de la agricultura urbana.

 

Actualmente utilizo aviones no tripulados como se describió anteriormente. Esto incluye todo el desarrollo de métodos y muchos vuelos de prueba. Yo ayudo a formar un grupo de personas que sea capaz de recoger los datos de teledetección con drones de bajo costo en casi cualquier lugar y en cualquier momento en México.

 

No hace falta decir que queremos trabajar en red a nivel mundial, con el objetivo de intercambiar información y datos y también para trabajar juntos en proyectos.

CONTACTO

MATTHIAS RÖS CIIDIR Oaxaca IPN

Mi nombre es Matthias Rös, soy investigador en el CIIDIR – Oaxaca, IPN. Hice un doctorado en el Instituto de Ecologia, A.C. de Xalapa, Veracruz, y estudie en Alemania “Uso de paisaje y protección de la naturaleza“. Me dedico principalmente a estudiar patrones de diversidad de diferentes grupos de plantas y animales en paisajes modificados por el hombre.

 

El uso de drones puede ayudarnos a analizar con mayor precisión las variables que determinan la persistencia de las especies en un paisaje. Esto también nos ayudara a tomar mejores medidas para su conservación y para un uso más sustentable, disminuyendo los efectos negativos sobre la diversidad.

 

El potencial de los drones es enorme, pero tenemos que desarrollar métodos simples y confiables que sean capaces de manejar esta cantidad de información que se está generando, para poder producir datos de alta calidad.

 

Lo bueno es que el manejo de los drones es fácil, y hemos visto mucho interés en las comunidades de usarlos. Pienso que son una herramienta muy adecuada para usarlos en monitoreos comunitarios o ciencia ciudadana, y creo que facilitan mucho el intercambio de información.

 

Asi podemos mejorar el conocimiento sobre nuestros ecosistemas y asegurar su mejor protección y un aprovechamiento más eficiente.

 

CONTACTO